Asociación Antahkarana

ALMAS GEMELAS, una bendición o una gran prueba.
Mucho se ha escrito sobre las almas gemelas, nos han hecho anhelar encontrar la nuestra para tener dicha sin fin sean cuales sean las circunstancias que nos rodean.Si que se nos advierte del dolor que conlleva cuando las dos almas o una de ellas no se reconocen …pero hay una opción que explica el porque no se reconocen, lejos de ser un gran fracaso lo que nos dice esta opción es que nuestra alma gemela ha hecho lo mejor para nuestro crecimiento.
Un alma gemela puede venir a nuestra vida no para hacernos gozar del paraiso en la tierra sino para enfrentarnos a nosotros mismos, para ayudarnos a superarnos en aquello en que precisamos ayuda, para recordarnos quienes somos. Algunas personas hemos experimentado una sensación de “estar en casa” “de mucha familiaridad” ” de necesitar a esta persona en nuestras vidas para que todo este bien” (una vez tuve una sensación muy clara, tuve la seguridad respecto a ello, reconocia…pero no con esa cara, sin recordar por más que lo intente que cara era la que le correspondia) pero por más empeño que pongamos en establecer una relación armonica una y otra vez fracasamos.El dolor acompaña todo intento, la rabia, la frustración son una constante.

Viendo con la perspectiva del tiempo como ha influido en nuestras vidas esta relación quizas nos demos cuenta de que no “hemos logrado” lo que esperabamos….per hemos aprendido mucho, nos hemos conocido a nosotros mismos más a fondo y hemos mejorado en algun aspecto que sin esta vivencia no habriamos logrado.¿No es eso lo que se espera de nuestra alma gemela?

Nada es casual en este mundo nuestro, alegremonos de habernos encontrado con ese ser tan especial, aunque los resultados no hayan sido los deseados, pues lo hemos reconocido, nos ha recordado lo que se siente al sentirnos uno con otro ser, nos ha hecho mejores….y sabemos que en algun lugar volveremos a re encontrarnos