Asociación Antahkarana

Ansiedad= Preocupación o inquietud causadas por la inseguridad o el temor, que puede llevar a la angustia. 
Angustia = Sufrimiento y preocupación intensos provocados por un peligro o una amenaza

Algunas veces no podemos dejar de pre ocuparnos por el resultado de los acontecimientos que nos llegaran…o creemos que nos llegaran en un futuro.
Esto es tan valido para acontecimientos que de entrada consideramos buenos como para los que consideramos malos. 
Por ejemplo… ante el inminente concierto del ídolo de turno, algunos de sus fans sienten una gran ansiedad. Temen que algo les impida asistir al concierto y ademas el tiempo se les hace eterno.
Cuando esta ansiedad pasa a un grado mayor… se convierte en verdadera angustia y puede llegar a provocar grandes reacciones físicas como vómitos, cefaleas, diarreas, desmayos.

¿Como podemos controlar estas emociones?
Primero- intentar racionalizar ¿Seguro que el resultado será el que tememos… o estamos especulando debido a nuestros miedos? Muchas veces hemos sufrido por cosas que nunca han llegado a materializarse.
Segundo- pensar en maneras de eliminar la ansiedad… por ejemplo… estamos leyendo un libro que nos gusta mucho, literalmente lo estamos devorando :-), nuestro nivel de ansiedad es alto… leamos el final. Una vez sabido el resultado leeremos el libro tranquilamente, saborearemos como llega el autor al desenlace. 
Tercero- cuando algo comience a provocarnos ansiedad… valoremos exactamente que es lo que la provoca. Un vídeo juego puede provocar mucha ansiedad. Solo es un vídeo juego…no nos ocurrirá nada si la pantalla en la que estamos nos la pasamos mañana o nunca ¡es un juego! pasarlo o no no es prioritario…y si lo es…hay que comenzar a revisar nuestro nivel de auto estima y valores.   
Cuarto- lo que nos provoca ansiedad, pero pueda ser descartado…lo descartamos. Ya hace mucho tiempo que he dejado atrás películas y libros cuyo merito es tener al espectador/lector en continua tensión…normalmente son violentos. Además si visualizamos escenas de violencia física o psíquica…para rematar el desastre… lo que logramos es que nuestro cerebro de por “normales” escenas que o no lo son…o hace que las encontremos menos reprobables. Por nuestros ojos y oídos entran “alimentos tóxicos” para nuestra mente. En escoger que es lo que comemos, vemos, oímos y pensamos esta la diferencia. 

Cuando tengamos que enfrentarnos a un acontecimiento que seguro que sera muy malo… seguro que lo empeoraremos…o no podremos minimizar en algo el resultado… si estamos poseídos por la ansiedad o la angustia. 
Estas emociones nos restan mucha energía y oscurecen el raciocinio. 
Ante un hecho de estas característica lo más efectivo es aceptar que vamos a enfrentarlo y prepararnos psicologicamente y/o físicamente para ello. Si hay alguna posibilidad que no vemos en principio… desde la serenidad es mas probable que luego la veamos.