Asociación Antahkarana

Arduo trabajo ese de decir No sin culpas.
Claro reflejo de que no nos amamos lo suficiente.

Cuando una persona se acepta y respeta, no tiene ningún problema en decir no o si, sin sentirse mal. Sabe el porqué decide una cosa o la otra y es consecuente consigo mismo.

Algunas personas se dicen -yo querría decir no…pero amo a esta persona(padres, hijos, pareja, familia, jefes, amistades etc) y por tanto me veo obligada a decir si. 

Otras se dicen -yo querría decir no…pero temo las consecuencia y me veo obligada a decir si.

Otras se dicen -yo querría decir no…pero me interesa decir si.

No comprenden estas personas que lo que están manifestando es el poco amor que sienten por si mismas. En los tres casos no se sienten felices y aumentan su decepción consigo mismas.

Cuando una persona ama a otra…y se sacrifica por ella…que intente el ejercicio inverso. ¿Vamos a querer nosotros que las personas a las que amamos se sacrifiquen por nuestra felicidad en aras de la suya? débil amor seria el nuestro si escogemos nuestra felicidad a costa de la de los que amamos. 
Muchas veces, con el paso del tiempo intentamos “cobrarles” nuestro sacrificio…que no nos habían pedido o ignoraban. Con lo que yo he hecho por ti… los sacrificios que he hecho yo por ti…. nadie te ama mas que yo…etc. Una vez comprendido que cuando se ama lo que se desea es el bien de la otra persona… ¿no nos amamos nosotros lo suficiente..ni a ellos para ser sinceros?  Amar no es pedir correspondencia…amar es amar.

Cuando tememos las consecuencias que puede reportarnos el no…estamos manifestando nuestra poca auto estima y nuestra cobardía. Queremos agradar aun a costa de sentirnos mal y muchas veces sentirnos utilizados. Si nos respetamos, nuestras decisiones no pueden ser tomadas por el miedo. Nos perderíamos el respeto. Como la vida tiene su parte cómica, muchas veces nos forzamos a decir si queriendo decir no a personas que no tienen ningún problema en decirnos no cuando quieren decir no y si cuando quieren decir si…y nos sentimos ofendidos y maltratados por ello.

Cuando queremos decir no por interés… sencillamente manifestamos nuestro egoísmo y el si no nos proporciona ningún conflicto.

Sucede muchas veces que teniendo otros planes, decidimos cambiarlos porque lo nos hace mas felices es complacer a los que amamos.