Asociación Antahkarana

Mucho se nos habla de las ventajas del desapego… algunos lo interpretan como “todo apego es dañino” y no es eso.
Somos humanos… tanto en la niñez como en la vejez necesitamos de los demás para nuestra sobre vivencia básica. 
¿Es malo que un niño sienta apego por sus padres y demás entorno? No. Al contrario, los necesita para crecer.
Lo que es perjudicial para él, es que este apego se perpetúe en el tiempo. Claro que sentimos amor por nuestros padres y familia… pero de mayores comprendemos que amar no significa poseer. Cuanto mas débil se siente una persona mas apegos.

¿Es perjudicial sentirnos seguros en un determinado grupo? No.Un entorno seguro nos permite relajarnos.
Lo que nos debilita es sentirnos seguros “solo” con un determinado grupo. 

¿Es malo que una persona anciana se apegue a unas determinadas personas que lo cuidan? No. Cuando nuestras fuerzas disminuyen necesitamos de otras personas para que hagan por nosotros lo que ya no podemos hacer.

Los apegos, sean beneficiosos o perjudiciales, siempre conllevan dolor y miedo. Miedo por la posible pérdida y dolor cuando esta ocurre. Pero el ser humano adulto ha de saber manejar estas dos situaciones. 
Muchas veces nos apegamos a personas, situaciones, objetos…. porque nos dan sensación de seguridad. Es aquí, cuando somos adultos, que radica el problema. El apego es dependencia. 
 Nuestro humor, por ejemplo, ya no depende solo de si nos sentimos bien o mal… o mas o menos seguros o inseguros, ahora tambien dependera del estado anímico de la persona/ personas de las que dependemos.
Aparte de que no es justo cargar sobre otros nuestra carga… esto nos hace mucho mas vulnerables. 
Hay personas que dejan de amar… o ya ni se permiten amar… por el miedo al dolor de la perdida. No han comprendido aún que amar … por el mero hecho de poder manifestar este sentimiento… ya es una ganancia. Que sentir la ausencia no significa apego, puesto que si hemos amado libremente… nunca creímos que la persona o circunstancia eran una posesión.

El desapego, para mi, es amar sin poseer. es manifestar un sentimiento sin contrapartidas. 

Cuando algo o alguien se aleja de nosotros…y por las razones que sean sentimos mucho su ausencia… es en la manera en que reaccionamos a esta carencia donde mostramos si dependemos de esta persona o circunstancia… o si disfrutamos de la mutua compañía mientras la relación duro. En el primer caso nos sentimos débiles y perdidos… en el segundo agradecidos por el tiempo compartido y fortalecidos por la experiencia.
Ya hace algún tiempo comprendí que cuanto mas amo (independientemente de si este amor es o no correspondido) … mas amor poseo 🙂