Asociación Antahkarana


Cuando yo era pequeño, mi mamá solía coser mucho.
Yo me sentaba cerca de ella y observaba su trabajo , desde una posición más baja que donde estaba sentada ella, así que siempre desde mi punto de vista lo que estaba haciendo me parecía muy confuso.

Más tarde, cuando mi madre terminaba su trabajo me sentaba en su regazo.

Yo lo hacía de inmediato y me sorprendía y emocionaba al ver la hermosa flor o el bello atardecer en el bordado. 

No podía creerlo; desde abajo se veía tan confuso. Entonces mi mamá me decía: “Hijo mío, desde abajo se veía confuso y desordenado, no te dabas cuenta de que había un plan arriba.  Ahora que lo ves desde mi posición entiendes lo que estaba haciendo.”

Muchas veces a lo largo de los años he mirado al Cielo y he dicho:
“Padre, ¿qué estás haciendo? Todo es tan confuso 
Y Dios parece decirme: 
“Mi niño, un día te traeré al cielo, te pondré sobre mi regazo y verás el plan desde mi posición. Entonces entenderás…”
Autor: anónimo



Te propongo un reto. Te regalo un librito, te aseguro que cada una de sus palabras quedaran por siempre en ti y te darán un mensaje de esperanza en los momentos duros. Es un librito que a pesar de su crudeza te deja un muy buen sabor de espíritu. ¿Qué tal si después de leerlo lo comentamos? Siempre se ha dicho que ven más muchos pares de ojos que un par sólo.
Mándame tu correo electrónico y te lo mando. 
Además, con este juego, lograremos contactar personas anónimas que…vete a saber lo alejadas o cercanas que estamos geográficamente.
 Me ayudarás, si aceptas, a poder dar. Te estaré agradecida, pues no se puede disfrutar del placer de dar si no hay nadie dispuesto a recibir. Sea este momento el inició de una larga amistad o la continuación de nuestro contacto anónimo te deseo un feliz y provechoso día amig@
antahkarana.cercleterapiesnatu@gmail.com