Asociación Antahkarana

Cuenta una antigua leyenda, que en la Edad Media un hombre muy virtuoso fue injustamente acusado de haber asesinado a una mujer. 

En realidad, el verdadero autor era una persona muy influyente del reino, y por eso, desde el primer momento se procuró encontrar a alguien a quien culpar, para encubrir al verdadero culpable.

El hombre fue llevado a juicio ya conociendo que tendría escasas o nulas esperanzas de escapar al terrible veredicto: ¡La horca!

El juez, también cómplice, cuidó no obstante, de dar todo el aspecto de un juicio justo, por ello dijo al acusado:
“Conociendo tu fama de hombre justo y devoto del Señor, vamos a dejar en manos de El tu destino: Vamos a escribir en dos papeles separados las palabras ‘culpable’e ‘inocente’. Tú escogerás y será la mano de Dios la que decida tu destino”.

Por supuesto, el mal funcionario había preparado dos papeles con la misma leyenda: ‘CULPABLE’. Y la pobre víctima, aún sin conocer los detalles, se daba cuenta que el sistema propuesto era una trampa. No había escapatoria. 

El juez ordenó al hombre tomar uno de los papeles doblados. 
Este respiró profundamente, quedó en silencio unos cuantos segundos con los ojos cerrados, y cuando la sala comenzaba ya a impacientarse, abrió los ojos y con una extraña sonrisa, tomó uno de los papeles y llevándolo a su boca, lo engulló rápidamente. 

Sorprendidos e indignados, los presentes le reprocharon…
“pero, ¿qué hizo…?, ¿y ahora…?, ¿cómo vamos a saber el veredicto…?”
“Es muy sencillo, respondió el hombre… es cuestión de leer el papel que queda, y sabremos lo que decía el que me tragué”.

Con un gran coraje disimulado, tuvieron que liberar al acusado y jamás volvieron a molestarlo…”
Autor desconocido

Te propongo un juego. Te aseguro que el librito en cuestión es una bomba emocional. Es un librito que a pesar de su crudeza te deja un muy buen sabor de espíritu. ¿Que tal si te lo regalo? ¿Qué tal si después de leerlo lo comentamos? Siempre se ha dicho que ven más muchos pares de ojos que un par sólo.
Mándame tu correo electrónico antahkarana.cercleterapiesnatu@gmail.com  y yo te hago llegar mi tsunami particular. 
Además, con este juego, lograremos contactar personas anónimas que…vete a saber lo alejadas o cercanas que estamos geográficamente.
 Me ayudarás, si aceptas, a poder dar. Te estaré agradecida, pues no se puede disfrutar del placer de dar si no hay nadie dispuesto a recibir. Sea este momento el inició de una larga amistad o la continuación de nuestro contacto anónimo te deseo un feliz y provechoso día amig@

www.antahkarana
En la web puedes encontrar vídeos con terapias de auto sanación gratuitas, terapias y cursos presenciales y a distancia y información sobre Reiki