Asociación Antahkarana


Se nos dice que recibimos aumentado con creces lo que enviamos al mundo…es el eco de nuestras acciones.


La gran cuestión es…¿qué es exactamente lo que enviamos?
Una misma acción es emitida según el sentimiento más profundo de quien lo lanza…algunas veces sin acabar de ser consciente de cual es el sentimiento. Por lo tanto hay tantas emociones como personas…y estados emocionales del momento en que emite cada persona para cada acción. 


No es lo mismo hacer caridad por altruismo, por obligación…o por quedar bien con la comunidad…por poner algunos ejemplos. El acto es el mismo…. las consecuencias bien distintas.


¿Qué nos ocurre cuando estamos faltos de amor romántico? muchas veces intentamos encontrarlo por descarte…. cada posible pareja es tomada por el amor de nuestras vidas…hasta que la realidad se impone. Alguien se interesa por alguien… y si hay un poco de química… o la buscamos nos lanzamos ha probar.


No amábamos…nos seducimos a nosotros mismos de que amábamos porque era lo que queríamos sentir.


En el proceso nos ilusionamos, intentamos ser imprescindibles para la otra persona, mostramos nuestra mejor faceta…  ( aquella que hace bueno el dicho…” no es que esta persona haya cambiado, es sencillamente que se ha cansado de fingir ser lo que no era”) incluso algunas veces no es que creamos que amamos…es que creemos que esta otra persona nos conviene por determinadas circunstancias…. como el  sentimiento de amor no es sincero….llega el dolor, la desilusión, la rabia…. justamente el eco de la emoción primaria que lanzamos en esa acción, buscábamos satisfacer nuestras necesidades y sentirnos felices…y nos auto engañamos y creamos expectativas en la otra persona…. emociones que no eran verdaderas ( muchas veces esto es reciproco)


Cuando decidimos amar….tenemos todos los boletos de la lotería para no lograrlo. El amor es …no se crea.
No lo busques, el amor se encuentra….si ha de aparecer…
Si no amas sinceramente…sinceramente se sincer@, no siempre una unión ha de estar motivada por el AMOR… una relación es un pacto entre dos… si los dos están de acuerdo en la relación con diferentes objetivos y se expresan sinceramente…  la relación puede funcionar.


No confundas una emoción con un sentimiento. Una vive en el segundo chacra y la otra es la suma de los cuatro primeros. Una nos hace desear… la otra nos hace sentir.


Al igual que ocurre con el amor ocurre con todo. 
Es la intención que subyace a toda manifestación la que nos viene aumentada.


De hecho la intención que nos guía siempre es un grado de amor…. a nivel energético cuando damos con el corazón y se nos corresponde con egoísmo…. a nosotros nos afecta el egoísmo en el plano físico…pero en el energético nosotros recibimos amor y la otra persona egoísmo.


Cuando damos esperando recibir algo a cambio….la intención es de trueque…. y si se habla de amor…aparte de que no nos gusta ser tratados como mercancía ¿verdad? la intención ha sido egoísta no generosa.
Cuando damos lo que sentimos sin esperar ningún otro tipo de resultado que el de manifestar lo que sentimos….. el eco que nos es devuelto es la más maravillosa de las sinfonías.


Dejemos de obligarnos a amar, a ser buenas personas, a ser considerados, generosos, espirituales….. basta con ser lo que se es en cada momento…y  aceptar que estamos en el camino…que no hay mínimos y que aunque nos parezca que estemos estancados o retrocedamos…. ¡siempre avanzamos. 


Cuando nos obligamos a, nos auto convencemos de… no somos sinceros.


En su infinita sabiduría quien… que… o como se le llame creó esta realidad, creo está ley…. por más que intentemos obligarnos a sentir algo…. no lo logramos hasta que lo sentimos espontáneamente.