Asociación Antahkarana



Superando los obstáculos


Un famoso maestro sufí fue convidado para dictar un curso en California. El auditorio estaba repleto a las 8 de la mañana – la hora señalada para comenzar – cuando uno de los asistentes subió al escenario:
“El maestro se está despertando ahora. Tengan paciencia”.
El tiempo fue transcurriendo y las personas fueron abandonando la sala. Al mediodía, el asistente volvió al escenario diciendo que el maestro daría su conferencia en cuanto terminara de conversar con una bonita joven que había encontrado. Gran parte del público se fue.
A las cuatro de la tarde el maestro apareció, aparentemente alcoholizado. Esta vez el resto del auditorio se marchó, quedando apenas seis personas.
“A vosotros os enseñaré”, dijo el maestro, dejando de representar el papel de borracho. “Quien desea recorrer un camino largo tiene que aprender que la primera lección es superar las decepciones iniciales”. Autor desconocido


Es buena la alegoría del Maestro…. pero también es una muestra de soberbia. Si el maestro buscaba alumnos…justo era que les advirtiera de que habría una prueba y solo aceptaría a los que la superaran. Si publicitas un evento para dar a conocer algo, el respeto por quienes se toman la molestia de asistir al acto es una muestra de la sabiduría de quien la imparte. Cada uno es responsable de lo que aprende, no es el maestro el responsable de lo que comprendan. El sol nos calienta a todos y el aire se prodiga sin reparos. Muchas veces es la publicidad la que hace al maestro, no su sabiduría. Es nuestra responsabilidad el saber discernir el uno del otro.