Asociación Antahkarana

He vivido estas fiestas desde la magia de la infancia… la ilusión de la juventud… la gratitud de la madre… y ahora, cercana ya a los 60, la del convencimiento de que el amor esta presente en todos.. porque todos somos amor.

Un dia sentí que todos somos hermanos, que los míos no son solo mi familia, mis amigos o mi entorno, país o raza… los míos somos todos y todo. Unos me son más cercanos…y a otros no logro comprenderlos. Si todos somos uno… todos participamos de todos y todo… si todos somos Uno y este Uno es amor… el Amor reside en todos y todo.

Soy capaz de amar y de dar amor…y sin embargo ¿siempre lo manifiesto?… algunas veces si y otras no ¿Me comprenden a mi los demás?… algunas veces si y otras no. ¿Me respetan a mi los demás?…algunas veces si y otras no. El mundo es un reflejo nuestro, no somos tan distintos.

 Un abrazo sincero, una mano que se coge a otra mano para apoyarla y darle fuerzas, una sonrisa que sale del alma… son un lenguaje universal que entendemos todos… y que en algún momento todos necesitamos. Me duele no poder ofrecerlos a todos los que los necesitan.
Me duele el dolor anónimo de los que creen que no importan a nadie o de los que nadie sabe de su dolor… y me duele la rabia y la ignorancia de los crueles… de los que teniéndolo aún no han logrado manifestar el amor que son.

Al igual que encontramos lógico que un niño tenga dos años y al mismo tiempo otro tenga seis… igual de lógico es que unos estén mas dormidos que otros y que su comportamiento lo manifieste.

No digo con esto que el dañar a otros es bueno, que la ignorancia y la crueldad sean aceptables… lo que digo es que comprendo que todos manifestamos nuestro grado de evolución. Afortunadamente hay mucha más “buena gente” que gente perdida y rabiosa.

Un día comprendí que hasta el peor de los peores entre nosotros tiene su función. Nuestra realidad no es la realidad. Nuestra percepción del mundo no es el mundo. Estas personas…tanto da que dañen a sus semejantes como al entorno… cumplen la función de enfrentarnos a algo que sabemos que no es bueno y que hemos de parar.
Cuesta mucho porque atacan con toda su fuerza…no se paran ante nada… nos ponen a prueba constantemente…y nosotros muchas veces o les tenemos miedo o nos hacemos una coraza y nos decimos que si nosotros estamos a salvo… que se le va ha hacer.

Mientras reaccionemos así… lo que demostramos es que aun no hemos alcanzado el estadio de manifestar el amor propio y ajeno.
Una persona que se ame no tolera que se dañe a nadie, una persona que se ame no se deja asustar por el tirano de turno. Una persona que se ame…por más difícil que sea…sabe que a quien ha de rendir cuentas es a si misma …y que si su comportamiento le avergüenza es mucho peor que enfrentar la situación. Una persona que se ame no actúa bien por miedo al castigo o por destacar… una persona que se ame actúa bien porque es así.

Es desde el conocimiento y no desde la represión o la exclusión donde lograremos  mejorar “nuestro mundo” hagamos que todos los días sean navidad…hagamos que el amor que en estas fechas sentimos mas cercano se manifieste en nosotros por siempre. Ver con los ojos del amor es comprender mucho mas y al comprender podemos mejorar 🙂

Feliz navidad, para mi, hoy significa paz en mi alma, gratitud por tener consciencia, alegría de vivir , y hermandad con todos y todo. Cuando nuestro espíritu rebosa amor además de sentirnos muy dichosos, compartimos con inmensa alegría este sentimiento.
Si somos capaces de amar mas desinteresadamente en navidad… hagamos de esta excepción la norma y amemos así todo el año.
Ante alguien que sufre…si no se puede hacer nada por evitarle ese sufrimiento… regalemosle una sonrisa, una mano firme a la que asirse, un abrazo cálido o escuchemos sus lamentos y ella se sentirá reconfortada… y nosotros útiles.

Recordemos que nada de lo que vivimos es gratuito. Algunas veces… las más… necesitamos sufrir para comprender. Se que no se nos da ni un gramo más de dolor que el necesario para llegar a aprender lo que tengamos que aprender… ni uno más ni uno menos. La finalidad es aprender no forjar ignorantes. Estamos aprendiendo a manifestar el amor que somos.

El dolor de los inocentes es una muestra de nuestra ignorancia pues entre todos lo hemos permitido… no hemos alcanzado aún la suficiente sabiduría para lograr protegerles.
La suma de todas las energía del mundo se refleja fielmente en el momento planetario que vivimos.
En esta navidad yo siento un amor inmenso por todos y por todo…y me siento muy agradecida por poder ser consciente de ello.

Terapias gratuitas de Reiki presenciales y a distancia todos los meses

Terapias de auto ayuda